Sitios curiosos

Sant Romà de Sau (Bcn, España)

Sant Romà de Sau es un pueblo olvidado bajo las aguas, hasta ahora. La actual sequía lo he hecho aparecer. De golpe, se ha convertido en un reclamo turístico para la zona.

Normalmente si nos desplazamos a la zona de las Guilleries para pasar el dia, vamos a disfrutar de la naturaleza. Esta vez visitaremos los restos de un pueblo de Sant Romà de Sau, que pertenece a Vilanova de Sau, en la provincia de Barcelona.

Conocemos Sant Romà de Sau por su campanario. Este siempre saca el pico sobre las aguas. Pero ya no esta solo. La bajada de las aguas a descubierto la iglesia al completo y los restos de algunas construcciones. Este municipio fue inundado en la década de 1960 para poder dar vida al Pantano de Sau o Embalse de Sau.

Pero, porque no empezamos por el principio. Sant Romá de Sau era un pintoresco pueblo compuesto por un un pequeño núcleo y masías esparcidas. También tenia un molino y un puente medieval (se consideraba el más bonito construido sobre el río Ter en 1390).

La vida en el municipio transcurría tranquila hasta el 1931. Debido a la formación montañosa que rodea la población, este entra en la lista de lugares donde construir embalses. Esto se materializa en 1933, cuando se presenta el Plan Nacional de Obras Hidráulicas.

Estalla la Guerra Civil y el pueblo se salva de la inundación, pero no por mucho tiempo. Terminada esta, la dictadura pone en marcha algunos de los planes parados durante el conflicto. Los pocos habitantes de Sant Romà de sau sin invitados a irse (se les construye un nuevo pueblo).

La inauguración se hace en 1962. Sant Romà de Sau es inundado. Cae en el olvido, junto a dos colonias textiles y varios puentes medievales. Solo el campanario «sobrevive» al olvido, como reclamo turístico.

En la actualidad….

La zona de aparcamiento sigue albergando gente, pero no por que vayan a bañarse o ha hacer kayak. Son turistas que viene a visitar las ruinas del antiguo pueblo de Sant Romà de Sau.

La pequeña iglesia de Sant Romà de Sau es la gran protagonista. De estilo románico labrado, está datada del siglo XI. Está formada por una sola nave con un campanario adosado. Lo que ha llegado a nuestros días, es el resultado de varias reformas durante los siglos XV al XVIII.

Muy cerca de ella, han quedado los restos de algunas casas. Un poquito más lejos, podemos encontrar el antiguo cementerio.

Podemos acceder tranquilamente a toda la zona y pasear por la orilla del pantano. La iglesia, en estado ruinoso, esta vallada, así que solo podemos dar un ruedo.

Como curiosidad, comentaros que la iglesia del Pantano de Sau, esta registrada como la más antigua del mundo que se conserva, de pie, sumergida en el agua.

Restos de casas en el agua


Un poco de historia de Sant Romà de Sau


Se sitúa el origen de la primera población en la zona de Sau desde el 917. Estaba formado por un pequeño núcleo y algunas masías a su alrededor. La iglesia es construida en el siglo XI.

Sus habitantes se dedicaban a la agricultura y la ganadería. La zona es de dificil acceso. Eso complicaba la llegada de servicios básicos y no facilitaba nada la vida. En 1860, el núcleo es casi abandonado, totalmente.

Las masías continuaban dando vida a la zona. Aun ser un sitio tan remoto, sus parámetros y condiciones naturales encajan para poder construir un embalse. En 1933, durante la Segunda República, se presenta el Plan Nacional de Obras Hidráulicas, donde aparece la zona, como sugerencia para la construcción de un pantano. Este es olvidado, hasta el fin de la Guerra Civil Española, cuando es recuperado.

Las obras del Pantano de Sau se inician en 1942. Estas cambiarían el paisaje para siempre.

Se construye un nuevo pueblo, para albergar a la gente que aun en vivía en la zona. Este se levanta en la finca conocida como Mas de L’Arbós. Ahí vivian tanto la gente del pueblo, como los trabajadores y los ingenieros de la presa. Las viviendas estaban en dos zonas distintas. Más bonitas y lujosas para unos, más sencillas y pequeñas para otros.

El pantano se inaugura en 1962, aunque no es totalmente terminado hasta el 1966. Las aguas inundarán la zona, dejando el pueblo y otras estructuras sumergidas.

Si te interesa comprar el antiguo poblado donde estaban los trabajadores e ingenieros de la presa, puedes. L’Agencia Catalana de l’Aigua (ACA) lo tiene a la venta por 2 millones de euros. La antigua caserna esta «ocupada», igual que alguna otra vivienda (que estaban en mejores condiciones). Estos habitantes se han convertido en los vigilantes de la zona.


Iglesia de Sant Romà de Sau

Por suerte, podemos contar la historia de esta pequeña iglesia. Construida en el siglo XI es consagrada en 1962. Es de estilo románico labrador, imitando la catedral de Vic.

Afectada por un terremoto en el sigo XV, está es restaurada y modificada. Se termina en el siglo XVIII.

Si te ha entrado la curiosidad y quieres ver fotos antiguas de Sant Romà de Sau, puedes en el web de Masías de las Guilleries. También en la web de Pobles de Catalunya.


Información práctica


Visitarlo


De momento, visitar Sant Romà de Sau es totalmente gratuito.

Atravesamos la presa y seguimos por la pequeña carretera. Pasaremos lo que eran las casas de los ingenieros y seguiremos hasta el aparcamiento. Ahí podemos dejar el coche.

Con tanta gente visitándolo, se han creado unos pequeños caminos que nos lleva hasta la iglesia y la zona de las ruinas.


Localización


Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *