plaza de toros el cortijo
urbex España

Plaza de toros El Cortijo, St. Cebría de V. (Bcn, España)

Todo vale para satisfacer a los turistas y esta antigua plaza de toros El Cortijo. Pequeño lugar de fiesta y toros para los turistas que ahora quedado en el olvido en medio del bosque.

Que empiece la fiesta. Mucho alcohol, música y unas baquillas. Esto es lo que ofrecía este negocio en los años 60.

Visita

Visto de casualidad en un blog que te muestran rutas en bici me quede con el sitio y lo busque.

No sabia que esperar, la foto tenia ya un tiempo y no terminaba de encontrar la ubicación. Al final lo localice. Así que a explorar.

Llegando a el nos sorprende el antiguo rotulo anunciando aun el establecimiento, plaza de toros “El Cortijo”..

No tenemos problemas en aparcar en un plano un poco más arriba. La entrada nos queda escondida entre los arboles. pero podemos acceder tranquilamente (aunque hay mucha vegetación).

Nos sorprende el patio tan grande que hay y los muchos edificios que se ven. En la valla también hay barbacoa.

plaza de toros el cortijo

Nos llama la atención una estructura de dos plantas- Y sorpresa, ¿alguien quiere tomar algo?

La barra del bar, con algunas botellas y los carteles de las agencias que traían a los turistas al lugar. Pero la barra no es el único sitio con bebidas. El almacén del bar aun tiene un par de palets.

Nos sorprende el buen estado en que se conservan estos bajos. Parecen hechos bajo la montaña.

Seguimos el edificio y nos encontramos el despacho de local.

plaza de toros el cortijo. bar

Cotilleamos un poco. Encontramos albaranes, facturas, tarjetas de visita y lo mejor….. los folletos anunciando el local.

plaza de toros el cortijo. folleto

Ahora si que podemos ver como era el local y que elementos tenia. Que ganas de encontrar la plaza.

Rodeando el edificio, vemos un camino que nos lleva arriba. Es donde estaban el comedor, del cual solo quedan los restos de los bancos y las columnas.

Saliendo de el no podemos continuar, aunque vemos un edificio entre la maleza. Volvemos a la entrada y miramos por la otra puerta, a lado de la barbacoa.

Des de ahí vemos mejor el otro edificio, así que miramos la forma de acceder a el.

casa en la plaza de toros el cortijo

Nos acercamos a ella. Es un pupurri de cosas. De una parte parece una casa, pero también hay un almacén con paneles de cristal (la mayoría rotos) y folletos.

También hay unos lavabos y un murete que no nos deja pasar. También podemos ver una puerta roja, el mismo color que tiene la plaza de toros en el folleto.

entrada plaza de toros el cortijo

Nos apresuramos ha acercarnos. Tenemos ganas de ver la plaza pero…… nooooo. Lo único que encontramos es un montón de zarzas.

Ya vemos que teníamos que haber venido equipado con machetes, por que lo único que podemos ver es parte de las paredes y como las zarzas hacen la forma de las gradas.

Que pena. 🙁

plaza de toros el cortijo llena de zarzas

Historia

Como nos enseña la foto del folleto la plaza de toros de El Cortijo era únicamente para el espectáculo turístico.

Poca información he encontrado sobre el.

Era un reclamo en los años 60 de turistas que buscaban “típicos” espectáculos españoles.

Estos se recogían de los hoteles en autocares y se llevaban al local para que comiesen, bebiesen, bailasen y toreasen un “toro” (siempre el mismo).

Información complementaria

Más información

No hay mucha información de cuando se construyo o dejo de funcionar este establecimiento.

Si que dejo aquí el enlace de la foto que me hizo buscar la plaza de toros El Cortijo y en la cual se be muy bien como era.

Localización

La única forma de enseñaros como encontrarlo es con esta foto, aunque si vais al pueblo no tiene perdido para encontrarlo.

2 Comentarios

  • Alex

    Hola buenas noches. Me ha gustado mucho ver esta publicacion. Este restaurante con plaza de toros pertenecía a mi familia. Mi tio era Eduardo Correa Jiménez, torero y dueño del recinto. Granadino emigro a españa muy joven. El comenzo haciendo eventos taurinos en el hotel taurus de Pineda de mar (de hay nombre del hotel). En aquella epoca es lo que el turismo buscaba, vino, flamenco, toros y mucha fiesta. Toda la familia trabajaba en el negocio. Mis padres eran camareros, otra tia mia tenia un puesto de chucherias para los mas peques, y mi tio rafael tenia una parada de ropa publicitaria del sitio. Muchas gracias por hacer que ese sitio no quede en el olvido.

    • admin

      Gracias por tu comentario y por contarnos su historia. Me alegro que te haya gustado el reportaje. Lo ideal seria que ningún sitio perdiese su historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *