molinas. casas
urbex España

Molinàs (Girona, España)

Molinàs es uno de esos pueblos dejados en el tiempo debido a su mala comunicación y al no tener las comodidades de hoy en día. Aun así no ha perdido su encanto y hay gente que intenta recuperarlo.

Por desgracia hay muchos pueblos que se han quedado atrás en el tiempo. No siempre ha sido voluntariamente, si no por circunstancias.

Hoy nos vamos a visitar un pueblo, que aun estando cerca del mar, ha quedado totalmente abandonado. Lo único que lo mantiene en vida es los cultivos que quedan en sus campos.

Río al lado del aparcamiento

Un pueblo entre el abandono y la reconstrucción

Para llegar hasta el es bastante sencillo. Si ponemos Molinàs en el GPS y nos lo encuentra perfectamente. Así que para ahí vamos.

Cuando llegamos nos damos cuenta que podemos continuar, pero decidimos dejar el coche en unos aparcamientos marcados en el suelo y empezamos a caminar.

Solo a unos metros del coche ya encontramos la primera casa. Es la del molinero.

El molino al lado del río
Entrada casa del molinero

De lo que fue solo quedan las paredes y un gran patio al lado del río. El techo ya ha caído y nos hace difícil circular dentro de ella.

Volvemos al camino y a unos metros más encontramos lo que era la calle principal.

Debido a que aun hay granjas de abejas, algunas de las casas han sido rehabilitadas y están bien acondicionadas. A las demás no les ha sonreído la suerte.

Entrada calle principal
Calle principal des de arriba

Por las que no están arregladas, podemos verlas tranquilamente. Algunas se les ha caído el tejado y otras aun se mantienen enteras.

Cuando llegamos al final de la calle, se nos hacen dos caminos.

Primero seguimos el de la derecha, vemos a lo lejos algunas casas y nos dirigimos a ellas. Al estar a mitad del camino nos paramos, el ruido de las colmenas es muy fuerte. Andamos unos metros más y las vemos debajo unos arboles al otro lado del río. Por seguridad (y al haber unas cuantas) tiramos marcha atrás y cogemos el otro camino.

Ese nos lleva al otro río que baña este pueblo. Hay unos aparcamientos mas y un panel indicativo del parque natural y un castillo.

Para irnos pasamos por la calle que hay por debajo de la principal y podemos ver la otra entrada de las casas.

Al lado del coche escuchas el agua y empezamos a seguir el río. Nos da una bonita sorpresa con esta cascada.

Cascada al lado del aparcamiento

Un poco de historia de Molinàs


El pueblo de Molinàs se fundo en 1773 entre dos ríos, el de Sant Miquel y el de la Coma de l’infern.

Según lo que he podido encontrar, el pueblo lo constituían unas 13 casas y masías que había en su alrededor.

Su economía dependía del campo (olivos, viñas) y de la ganadería (cabras, ovejas y vacas).

El único servició que tuvieron durante su historia fue la escuela y solo durante 3 meses.

El momento en que Molinàs tubo más habitantes fue durante la guerra civil. La gente de los pueblos vecinos huyan al pueblo del hambre y la muerte.

En su historia hay dos fecha que ayudaron a que sus habitantes decidieran dejar el pueblo.

La primera fue el 20 de septiembre de 1920 cuando el caudal del los ríos aumento tanto que el agua entro en el pueblo y sus tierras. Arraso con los cultivos, derrumbo dos casas y mato a una niña.

En 1945 ya solo habían 23 habitantes.

En febrero de 1956 el pueblo fue victima de un aire polar. Provoco que las temperaturas bajaran a menos diez grados y los cultivos se congelaran.

Todas estas desgracias y el hecho de no tener una buena carretera y servicios mínimos (medico, escuela, etc) hacen que los jóvenes abandonen el pueblo para buscar trabajo y una vida mejor.

Hasta 1970 el pueblo tubo vida gracias ala familia de Can Sala. Des de ese momento ha quedado olvidado en el tiempo.


Información práctica


¿Cómo llegar?

Localizarlo con el gps o el maps es muy sencillo, ya que colocando su nombre ya lo localiza.

Para llegar a Molinàs tenemos que ir hasta Colera y en un momento nos hace desviar por un camino de tierra. Este esta bien cuidado, ya que aun se cultivan campos en la zona.

A medida que nos alejamos más de la carretera principal y hemos cruzado los campos, nos van apareciendo casas caídas en las montañas.

Hacemos la carretera hasta atravesar un río y ver unos aparcamientos para el coche y un panel informativo.


¿Qué más visitar?

Muy cerca de el quedan las ruinas del Castillo de Molinàs o de Colera.

No queda mucho de él, pero el trayecto en coche vale mucho la pena por sus vistas.


Localización

Youtube


Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.