balneario de la puda. nos esta esperando
urbex España

Balneario la Puda de Montserrat, Esparraguera (Barcelona, España)

El Balneario de la Puda de Montserrat situado en Esparraguera sigue esperando que alguien crea en él y le de una segunda oportunidad y volver a ofrecer sus aguas termales a los visitantes. De momento es uno de los lugares abandonados cerca de Barcelona más conocidos.

Esta visita era de las que me hacia más ilusión. Las fotos que había visto por interne me encantaban y yo también quería ver esas bañeras y esos arcos. El día llego.

Pero tengo que contaros un secreto, no solo he ido una vez, si no dos. El tiempo pasa volando. Es uno de los reportajes que más me ha gustado hacer (supongo que al ser de los primero también hace más ilusión).


Visita el Balneario de la Puda


Para poder encontrar el Balneario de la Pudo os recomiendo poner el gps. Depende de donde vengas, puedes entrar directamente al desvió. Pero si vienes del otro tienes que dar la vuelta a una rotonda un poco más abajo.

Hacemos una pequeña carretera de tierra. Vemos ya varios coches aparcados. Dejamos el nuestro. Estamos a 5 minutos del balneario. No nos fiamos de la carretera (si lleváis un 4×4 no tenéis problema). En un momento ya vemos la entrada.

Entrada al recinto del Balneario de la Puda

Solo entrar a mano derecha nos encontramos los primeros edificios. Supongo que eran del guarda o conserje que debían tener cuando el balneario estaba en funcionamiento. En este momento esta lleno de trastos. Hasta de la sensación que vive alguien ahí, por lo que no entramos.

Edificios al lado de la entrada princpial

Ya dentro de la finca seguimos el camino de arboles. Entre sus hojas ya podemos ver los edificios. Tenemos tantas ganas que hasta avanzamos más rápido.

Empezamos por el edificio que nos queda a la derecha dejando los principales por los últimos (en la segunda visita lo hacemos totalmente al revés).

En este edificio ya tenemos muchos elementos para ver. El que nos choca más, la antigua capilla o iglesia del balneario. Totalmente calcinada, da mucha pena entrar en ella. Podemos ver, tranquilamente, que se utiliza para muchas cosas menos pare rezar. Es una pena como la han dejado.

Esta se comunica con un pasillo (que recorre todo este edificio) y varias salas. Por la información que tenemos, las salas eran la recepción, un salón y varios comedores para los huéspedes del balneario.

También encontramos otras habitaciones que os son difíciles de identificar. Entre las pintadas, el deterioro y los destrozos … Es una pena que no nos podamos hacer una idea de lo que eran algunas de ellas.

Otras han recibido decoraciones especiales. Las pintadas sin sentido son muy habituales entre sus habitaciones (que contrastan con algunas obras de arte que han dejado algunos chicos/as, los cuales pongo algunos ejemplos más abajo).

Interiormente llegamos al edificio principal y a su entrada. Salimos a la entrada para poder situarnos mejor.

Diseñaron la entrada con un gran vestíbulo que tiene la misma puerta en la fachada principal y salida al jardín exterior. Esta en bastante mal estado, y de el no podemos pasar al edificio que queda al lado del río, pero si al jardín trasero, el sótano, el balneario, la primera planta, la segunda planta y el bajo techo.

Si salimos por la puerta al jardín posterior veréis que en principio no hay gran cosa. Escondida, se encuentra una escalera que va siguiendo al lado de la montaña y que al final nos deja al lado de la carretera.

Todo lo que hay en los jardines de la parte posterior esta lleno de malas hierbas.


Primera planta

Si os parece empezaremos visitando las plantas superiores.

Podemos recorrer una parte pero cuando ves el suelo inestable te paras. Se pueden visitar algunas antiguas habitaciones, aunque no queda nada dentro de ellas. Esta en mal estado.


Segunda planta

Como podéis ver el suelo de la segunda planta da mucho respeto ahora mismo. Nosotros no nos fiamos y nos quedamos donde estábamos.

En la parte de arriba aun están los engranajes del ascensor (lo que dejaron después del robo) y abajo de todo en la oscuridad encontramos la carcasa del ascensor (la parte que dejaron los ladrones)


Bajo techo

Solo asomamos la cabeza. Cuando vemos como está no entramos. Casi todo el techo se encuentra en el suelo. Es una lástima.


Sótano

Escondido en la entrada, están las escaleras para ir a las plantas inferiores.

Lo primero que encontramos, suponemos que era un almacén para reparaciones. Hay mucho material de construcción, puertas, partes de armarios y algunas botellas antiguas.

Tiene una salida al exterior, en el cual hay más cuartos con depósitos de agua.


Balneario

Una entrada oscura te da la bienvenida al sótano. Te guías por la luz. Cuando ves la puerta no parece gran cosa, pero cuando estas en la zona de entrada no sabes si ir a derecha o izquierda.

La iluminación y las tonalidades de las paredes te hace parecer que estas en una catedra. Piensas en sus historia, y sabes que el río lo inundo. Muestra de ellos es la marca de barro que aun sigue en la pared. Las bañera parece que se hayan congelado en el tiempo. Vas estancia por estancia y parece una película de terror. Las bañeras son de mármol. Esculpidas exquisitamente. Quien pudiese tener una bañera de esas en casa…


Edificio al lado del río

Visto la parte de las bañeras, tenemos dos formas de llegar al edificio del lado del río. O salimos por la puerta que hemos encontrado y seguimos el camino hasta el jardín, o volvemos a subir los las escaleras que hemos bajado y nos vamos al jardín.

Para entrar a el no se puede des de la entrada. Se tiene que entrar por una de las ventanas del jardín, pero con cuidado, no todo el suelo esta perfecto.

Eso si, pasado ese trozo, es la parte que esta mejor conservada de los edificios (aunque no podemos acceder a las plantas superiores).


Aguas sulfurosas y jardin exterior

Las aguas aun circulan por dentro del Balneario la Puda de Montserrat, Esparraguera. En algunos trozos las podemos ver y escuchar.

Donde podemos verlas mejor es en el exterior. El olor es inconfundible y si la tocamos esta caliente. Es muy bonito el color que tiene.

Al río podemos llegar de dos formas, o por una puerta del balneario o des de unas escaleras que nos llevan al patio delantero. La visita vale la pena.

A las afueras, también encontramos un puente de madera. Lo podemos ver des de el río o des de la carretera. Era un acceso al balneario des de la antigua carretera de Esparraguera.


Obras de arte

Hay muchos artistas que deciden fundir su arte con un lugar abandonado. El balneario de la Puda de Montserrat, en Esparraguera también tiene su pequeña galeria. Aquí te destaco algunos que me han llamado la atención y que los puedes encontrar en el balneario.


Un poco de historia del Balneario la Puda, Esparraguera


Desde que se descubrieron las aguas sulfurosas ha habido baños en la zona. El Balneario de la Puda de Montserrat llego a Esparraguera más tarde, pero no adelantemos acontecimientos.

Foto del archivo de Esparraguera

La historia empieza con un fenómeno natural, un terremoto que en el siglo XVIII afecto a la zona y dejo salir las aguas sulfurosas.

El primera analisis lo hizo el doctor Salvador Garria en 1718.

Las aguas sulfurosas salen a 32 grados y como remedio medicinal se utilizan des de 1818.

Los primeros edificios de baños se empezaron a construir en 1929 en cada una de las orillas del río. Su construcción se topo con la falta de dinero en 1831 donde el iniciador del proyecto se suicido. Su hermano, junto con un socio, cogieron el relevo y en 1834 ya los tenían terminados y en funcionamiento.

La felicidad no duro mucho, ya que las crecidas del río de los años 1842 -1843 destrozaron los edificios.

Después de estos sucesos el doctor Subidas constituye una sociedad e inicia el proyecto del actual balneario contratando a Josep Oriol Bernadet en 1846 para realizar el proyecto.

El balneario quedo inacabado al hacer quiebra la sociedad que lo pagaba.

En 1845 coge las riendas el psiquiatra Antoni Pujades que termina el proyecto con Josep Oriol. Durante los siguiente 20 años ellos siguen mejorando y ampliando las instalaciones.

(Antiguas fotos del balneari, la fuente «Terra»)

Una de las mejoras llega en 1858 cuando se construye el puente de madera para facilitar la llegada al recinto.

Se finaliza el proyecto en 1870. Su época de esplendor llega a finales del sigo XIX y prinicpios del XX, cuando se pone de moda entre la burguesía la visita en los balnearios.

En 1958 se cerro al público, pero fue en 1971 cuando una crecida del río Llobregar destrozo buena parte de los sótanos y dejo el edificio dañado.

El 1980 ya se intento una rehabilitación y hacer un hotel, pero el proyecto no avanzo.

La actual propietaria quiere que este sitio deje de caerse y poder reconstruirlo y hacer un centro turístico, de visita histórica y balneario. El gran problema es financiero, ya que no encuentra el apoyo económico suficiente para poder hacer todas las obras.

Nos vamos, pero seguro que volveremos


Información práctica


Como llegar

La ubicación sale tranquilamente en el GPS. Solo en poner «la puda». Te hace entrar en una carretera de tierra. Dependiendo del coche que lleves, puedes intentar llegar hasta la entrada de La Puda. Si no, veras que al entrar en la carretera se ensancha y ahí puedes dejar el coche. No llega ha 5 minutos andando.


Curiosidad

Articulo de la Vanguardia del 12/11/2018. A forma informativa os dejo un articulo que hicieron sobre el Balneario de la Puda de Montserrat (Esparraguera) y en donde salen comentarios de la actual propietaria de sus proyectos de rehabilitación del Balneario.


Localización


Youtube


Print Friendly, PDF & Email

8 Comments

  • María del Mar Fernández

    Hola! como pudisteis entrar, yo estuve con mi marido y mis hijos en el verano de 2018, había una valla cerrada y perros detrás, y claro no nos atrevimos, solo viendo las fotos ya se ve terrorífico, gracias, un saludo.

    • admin

      Hola, gracias por tu comentario. En mayo de 2018 entraron a robar en el recinto del baleario. Ese verano también intentamos ir, y nos encontramos la gran valla igual que vosotros. El año siguiente volví a mirar los comentarios de la gente en google y leí que un par de personas habían entrado, así que el siguiente fin de semana fuimos a verlo. Mirando las reseñas antes del confinamiento la gente aun puede entrar. Te animo para cuando haya pasado todo esto os deis una vuelta. Los sótanos son espectaculares. Gracias

  • Patry

    Un sitio muy especial estuvimos allí .pero estaba de basuras escombros u botellas a punta pala ni nos bajemos del vehículo un asco! La gentuza que hay x la vida haciendo daño y ensuciando….

    • admin

      Hola. Es una pena como se trata algunos sitios. Que estén abandonados no quiere decir que sean basureros, pero hay personas que no lo comprenden. Si no ha cambiado mucho, el primer edificio que te encontrabas había un indigente viviendo como podía.
      Si te animas a volver, te recomiendo que vayas a edificio principal. El primero de la entrada no es muy acogedor. Si bajas al balneario no te arrepentirás.

  • Feli

    Yo fui el domingo y cada vez está peor la gente lo usa de basurero y no les importa.
    Hicimos muchas fotos y subimos hasta la segunda planta y el Balneario. Una pregunta como se llegar al sótano por que nosotros vimos todo y nos importó lo grande que es.
    Lo que es una vergüenza es las pintadas , el destrozo y el vandalismo que hay. Si no es tuyo no lo hagas , ni robes. Gracias

    • admin

      Hola, gracias por tu comentario. si lamentablemente mucha gente utiliza estos sitios como basureros o los destroza. Tendrían que hacer lo mismo en su casa, a ver si les gusta.
      Contestando tu pregunta, hay dos formas de bajar al sótano. Por las escaleras del interior, donde escondida hay la entrada (recomiendo llevar linterna) o por el exterior. Si miráis, la valla al lado de rio hay unas escaleras, si las sigues bajas al lado del rio. Ahí hoy otra puerta que entra directamente al sótano.

  • Pifer

    Hola, amiga aventurera. Me gusta cómo documentaste vuestra marcha por el lugar. En 2001, con 17 años, visité La Puda un par de veces. Unos amigos y yo empezábamos a realizar excursiones con la recien adquirida independencia que nos otorgaban nuestros ciclomotores. Solíamos hacer expediciones a lugares abandonados con el morboso afán de pasar una noche de terror y misterio. El balneario, como entenderás, cumplía a la perfección con el ideal de tales andanzas. Pero las pintadas tétricas, las zonas derruidas e incluso los rastros de extraños rituales en los baños del sótano (vimos plumas, cabezas de gallinas, salpicones de sangre y escalofriantes consignas con las que tú también debiste topar) no lograron opacar el arte arquitectónico de algunos emplazamientos y su curiosa distribución. Así que me costó poco convencer a mis compañeros de correría para volver al día siguiente, claro está, con más luz que la de nuestras linternas y teléfonos móviles (recordarás que hace 20 años la pantalla de cualquiera de esos cacharros iluminaba menos que una cerilla mojada). Y nos sorprendió tanto que se nos pasaron las horas volando, dando laberínticas vueltas y jugándonos el físico para explorar zonas de difícil acceso. Desafortunadamente no volvimos nunca. Su deprimente estado no compensaba el trayecto en «chicharra»; y nos habíamos olvidado de tan interesante travesía para cuando empezamos a disponer de vehículos más dignos. Agradezco mucho que hayas redactado su historia, pues la desconocía casi toda. Ojalá vuelva en el futuro a ser algo más que unas ruinas. Sea así o no, un día visitaré de nuevo la zona. Un abrazo.

    • admin

      Gracias por contarnos vuestra experiencia. Seguro que ahora te arrepientes que los móviles, que habían en eses momento, no hicieran las fotos de los de hoy en día. Ha mi me ha pasado cuando he vuelto a sitios que iba con 18 o 20 años. Seguro que algún rato puedes volver a visitarlo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *