esco. a lo lejos
urbex España

Escó, en el olvido (Zaragoza, España)

Escó es de esos pueblo que han quedado en el olvido a causa de la necesidad de crear embalses para abastecer los pueblos y ciudades.

Su despoblación se debe a la construcción del embalse de Yesa, como les ocurrió a sus vecinos Ruesta y Tiermas.

Pasados los años y con casi todos los vecinos fuera, el pueblo de Escó cae en el olvido dejando un bonito pueblo para visitar.

Casas en el camino para ir a Escó

Dejamos el coche bien aparcado y empezamos ha hacer el camino hacia Escó.

Nos llama la atención las casas que encontramos en la parte derecha del camino. Nos desviamos y nos damos cuenta de que hay un montón de ellas esparcidas hasta donde llega la vista.

Volvemos al camino y nos alegra ya ver la entrada del pueblo.

escó en el olvido, entrada al pueblo
Entrada al pueblo de Escó

En el primer momento nos choca ver la línea eléctrica que aun entra en el pueblo, pero eso nos confirma que seguramente aun viva alguien ahí.

Las casas que nos vamos encontrando están casi todas con el techo derrumbado. El camino al interior del pueblo está limpio, el cual seguimos.

Vamos pudiendo pasear tranquilamente por la calle principal y entrando con cuidado en algunas casas.

escó en el olvido, primeras casas
escó en el olvido. subiendo por la calle principal
Subiendo por la calle principal

Nuestro objetivo, llegar a la plaza mayor y a la iglesia.

Haciendo el camino y, ya girando para el centro, vemos a lo lejos una casa y un par de coches. También se ve un establo recién hecho.

Como no vemos a nadie seguimos nuestro camino y escuchamos una radio que esta en una casa cerrada, por lo que proseguimos.

Llegamos al centro y las vistas son increíbles.

escó en el olvido. vistas al embalse de yesa
Casas del centro de Escó. Vistas al embalse de Yesa.
Entrada iglesia

Ya cerca de nuestro objetivo, hacemos una callejuela y ahí aparece, la iglesia de San Miguel Arcángel de estilo románico, que nos ofrece des de su entrada unas impresionantes vistas al valle.

Nos sorprende gratamente verla pero nos quedamos de piedra al entrar en ella.

Los restos de la torre están justo en la entrada, esta ha empezado a ceder con el paso de los años, pero el color que nos ofrece el interior del templo… ha quedado gris. Solo restos de pinturas rojas en el techo dan un toque de color a la nave.

También nos sorprende ver que alguien ha levantado todo el suelo y lo ha dejado por todos los sitios. Es una pena que aun, alguna gente, no respete estos sitios y los destroce.

Nos deleitamos viendo sus bóvedas y las capillas laterales, en distinto estado de conservación. Los arcos y los relieves aun se conservan muy bien.

Interior de la iglesia del pueblo

Pensando que ya habíamos terminado la visita, y saliendo de la iglesia conocemos a Evaristo. (Esco, no esta tan olvidado).

Pero, ¿Quién es Evaristo?

Evaristo y su familia son los últimos vecinos de Escó. El pueblo ya no esta tanto en el olvido y hay gente intentando que no se pierda, como el.

Nos cuenta toda la historia del embalse de Yesta y como sus padres y su familia (aunque el era un niño) se vieron afectados por todos esos cambios y el hecho de enfrentarte al tener que recoger tus cosas y tener que irte y empezar de nuevo, sin que tu lo hayas escogido.

Finalmente su familia se quedo, y viven gracias al ganado que ellos crían.

Junto con otras personas que habían nacido en Escó, intentan que este no desaparezca y siga limpio y en buenas condiciones para que un día lo dejen repoblar.

Como no, le preguntamos ¿que ha pasado con las losas de la iglesia?

Nos cuenta que un señor buscando tesoros, encontró un Internet una leyenda que contaba que se había escondido un tesoro en la iglesia y que el pueblo estaba abandonado.

El señor pico en mano y linternas se presento de noche en el pueblo, ilumino el interior de la iglesia y empezó a levantar las losas en busca del tesoro.

La familia de Evaristo, alarmados por el ruido se acercaron a la iglesia y se encontraron con el panorama y con el hombre asustado viéndoles ahí a esas horas de la noche.

Le contaron al hombre que lo que circulaba por internet era falso, pero el daño ya estaba hecho.:(

Espero que si visitáis Escó, tengáis la ocasión de conocerlo y poder hablar con él.


Un poco de historia sobre Escó


Escó, no siempre ha estado en el olvido.

Se cree que Escó nació en la edad de Bronce, aunque su esplendor le vendría un tiempo después.

El canal de Berdún lo hizo ser muy codiciado, ya por los monarcas musulmanes como también por los navarros y aragoneses.

Cuando los musulmanes dejaron esta zona de paso, varios nobles se hicieron cargo de ella, con más o menos suerte.

Escó fue arrasada durante el reinado de Pedro IV en la guerra de Navarra. Se invito a sus habitantes a irse a Tiermas, pero estos se negaron y empezaron a reconstruir el pueblo hasta dejarlo bien otra vez.

En el siglo XIX es citado en un libro, donde dan detalles del pueblo y afirman que en ese momento habían 34 casas y 172 vecinos.

El año en que se tienen registrados más vecinos es en el 1940, con 260 habitantes, pero en la época de los 60 todo cambia.

Durante el año 1960 Escó (junto con los vecinos Ruesta y Tiermas) es expropiado para la construcción del embalse de Yesta.

En ese momento, Esco empezó a entrar en el olvido. Los vecinos empezaron a irse y el pueblo ha ido cayendo sobre si mismo.


Información práctica


¿Cómo llegar?

Es fácil llegar hasta él aunque tienes que poner bien las coordenadas en el gps. El pueblo queda al lado de la N240.

Al llegar hay dos lugares donde poder aparcar el coche, dependiendo de donde vengas. Los dos al lado de la carretera.

Para llegar al pueblo solo se tiene que seguir el camino de tierra.


Reconstrucción de Esco

Hay una asociación «deesco» que hace años que esta luchando para poder repoblar Escó aunque hasta el momento no ha sido factible.

En su web exponen el proyecto y dan información de la historia y ultimas noticias del pueblo.


Localización


Youtube


Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.